Robots y macarras

___Chappie___

Si hace unos meses me convertí en la niña de los musicales, pues no había cinta de este género que escapara al ojo crítico de La Maru, ahora soy la experta en robots. Tras Ex_Machina, esta semana volvemos a la carga con la inteligencia artificial de la mano de Chappie, un film de ciencia ficción gentileza del director de Distrito 9 y Elysium.

En una Johannesburgo asolada por la corrupción, la violencia y el crimen, los policías humanos han sido sustituidos por infalibles e indestructibles robots de titanio, todos ellos obra de un ambicioso y talentosísimo ingeniero. Las cosas se complican cuando consigue programar un robot con conciencia humana que cae en manos de un trío de macarras en apuros. A pesar del sugerente tráiler y del atractivo adicional que prometía ver en acción a los dos componentes de Die Antwoord, esperaba más bien poco de esta película. Me imaginaba mucho ruido, disparos por doquier, robots malignos y la decepción como sensación final. Pero no, la verdad es que no fue del todo así. No os engañaré. No vais a ver nada que no hayáis visto ya, pero vais a ver algo decente, eso sí. A pesar de seguir el esquema narrativo clásico y de responder a la manida moralina de ni los malos son malos ni los buenos tan buenos, la cinta se sostiene gracias al abundante sentido del humor y a la ternura que despierta el querido Chappie. Es increíble cómo la humanidad dotada a un trozo de titanio parlante puede hacer que empaticemos más con él que con la miseria de carne y hueso que ofrece la Johannesburgo más deprimente. No hay sorpresas al final ni complicados giros, pero sí una banda sonora potente a cargo del grupo de hip-hop que coprotagoniza el film y un robotito entrañable que te guía en una cinta sencilla pero efectiva. No estamos ante la elegante, minimalista y sesuda Ex_Machina, pero el producto final es interesante, o al menos, entretenido y no tuve que taparme los oídos ni una sola vez. Explosiones solo al final. Gracias.

chappie2

El reparto es solo correcto, pero para los seguidores de Die Antwoord, ver a sus componentes haciendo de sí mismos es bastante curioso. Invisibles y anecdóticos quedan Hugh Jackman y Sigourney Weaver pero, la verdad, me da igual. Estoy muy ocupada descifrando los estilismos imposibles de Yolandi y Ninja. La trama es muy básica pero no me importa, este robot adorable ya me ha robado el corazón. Quizá porque no hay acción hasta el final o porque ver cómo un robot con conciencia aprende la diferencia entre crueldad y bondad humana de la mano de dos gangstas sudafricanos ya me basta, la película me entretuvo y mantuvo despierta hasta el final. Estaremos todos de acuerdo en que no es una gran película de ciencia ficción pero, qué queréis que os diga, a mí Chappie ya me ha conquistado.

chappie-movie-2015-stills-wallpapers

 

Anuncios