Maldito Dolby.

___El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos___

30

Seré breve. El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos no me ha gustado nada.  Cuando uno se traga una película de aventuras no espera un guión sesudo y revelador pero sí hay unos mínimos que cumplir para que el film no se convierta en una tortura.

La tercera parte del Hobbit aburre como ninguna otra. La trama pobretona, los diálogos insustanciales, los chistes sin gracia y las casi dos horas y media de batalla inagotable necesitan ser compensadas con una maraña de efectos visuales y sonoros que no solo resultan más de los mismo, sino que sacan de quicio con su estruendosa y excesiva presencia. El maravilloso sistema de sonido de la sala me obliga a taparme los oídos en varias ocasiones. Explosiones, gritos, banda sonora, espadazos, ejércitos inacabables, horripilantes orcos berreando cual gorrino… Todo me causa dolor de cabeza y ninguna satisfacción cinematográfica. Al menos, el follón silencia el roer continuo de palomitas. Llamadme snob, pero no lo soporto. La parte visual es inmejorable, pero después de tantas entregas no es un valor añadido, sino casi un must de producción. El ejercicio de 3D es espléndido. ¡Menudo despliegue de medios! Cuando uno sabe lo que vale un solo minuto de animación, donde otros ven personajes y escenarios solo ves ceros, uno detrás de otro. Ellos ven águilas, yo veo dólares. Ellos ven castillos, yo veo miles de dólares. Ellos ven dragones, yo veo millones de dólares. Y qué queréis que os diga, a mí esto me parece un gran trabajo de estudio gráfico y 3D pero, desde luego, no de cinematografía. Es el anticine. Son escenas, una tras otra, rodadas en enormes platós croma. Si encima la historia es anoréxica…

Si sois muy fans de la saga, id a verla, aunque os decepcionará. Si no, evitadla a toda costa porque solo desearéis uniros a los orcos y acabar con toda la puñetera compañía del anillo.

elhobbit

Anuncios