Everybody feels good

___I feel good. La vida de James Brown___

Como diría la Pantoja, hoy quiero confesar. No que tengo millones escondidos en bolsas de basura, sino una pasión secreta: colecciono biopics musicales. ¿Qué pasa? Cada uno se entretiene como quiere. Pero sí, queridos, me encantan las películas musicales en general y las biografías de estrellas en particular. I feel good es una de las que pienso ver una y otra vez.

La vida de James Brown, la cual yo desconocía, daría para varias entregas. ¿Podríamos estar hablando de la primera saga musical de la historia? No seré yo quien descarte tan disparatada pero genial idea; pero no, de momento el director Tate Taylor ha decidido hacer una buena labor de síntesis y rodar solo una. La película arranca con un ritmo frenético, enloquecido. Un inicio no cronológico, caótico y disparatado, tanto como la personalidad que retrata. Los flashbacks y flashforwards se suceden sin orden aparente. Cuesta entrar, pero una vez dentro y bien acomodado, empieza el espectáculo. La dirección artística es fantástica. La puesta en escena, inmejorable. La banda sonora, tan electrizante como el propio padrino del soul. Dos horas de ojos abiertos como platos, de pelos de punta y de pie en movimiento constante siguiendo el ritmo bailongo del Brown. ¡Uau! Es lo único que puedo decir.

AP_get_on_up_sk_140801_16x9_992

La labor interpretativa de Chadwick Boseman es de premio. Aquí huele a Oscar. Qué manera de mimetizarse con el personaje, qué profundidad interpretativa, qué cantidad de ensayos debe de llevar encima ese hombre. Me faltan palabras para describir el gran acierto y buen hacer del equipo entero de esta película. Por ahí escuché, “no aporta nada nuevo al género biopic”. Ni falta que hace, oiga. Con lo que veo y oigo me basta y me sobra. No hay nada que me cause más admiración que la genialidad y, sin lugar a dudas, James Brown la tuvo en grandes dosis. Músico talentoso, bailarín excepcional y tremendo visionario del show business. La contrapartida, como ocurre siempre con los genios, es una personalidad muy complicada. Una vida dura, llena de dolor, decepción y soledad. Un hombre que tocó fondo en varias ocasiones pero que supo volver a levantarse todas ellas. Me quito el sombrero y me saltan las lágrimas.

Si os gusta la música, no importa el género, no podéis perderos este vibrante relato. Emocionante, divertido, optimista. Uno de esos films que te cargan las pilas, que te suben el ánimo y que te animan a comerte el mundo. ¡Ay, qué subidón! Quizás no os agite tanto como a mí, pero soy una enamorada de la música y una devota seguidora del talento, independientemente de dónde se halle. No lo puedo evitar.

get-on-up-back

Anuncios