Amor verdadero

___Begin again.___

beginagain-still

Dejarlo todo por amor es un gesto extremadamente romántico. Pero también, un riesgo que no todo el mundo está dispuesto a correr. Puede salir bien o puede ser un completo desastre. Si esto segundo ocurre, nos daremos consecutivos cabezazos contra la pared a modo de autoflagelación moral. Pero, a veces, es necesario dejar que el destino nos golpee la cara hasta dejarnos sentados, para poder ver la oportunidad que nos brinda.

Begin Again es una película que parte de este momento de bajeza absoluta, para llevar a sus protagonistas por el desagradable viaje de aprendizaje que es la vida cuando las cosas no salen como uno esperaba. Una joven compositora, abandonada por la gran estrella de rock en la que se ha convertido su novio, se topa con una vieja gloria del mundo de la producción musical, un hombre deprimido y sumido en la más absoluta desesperación que ha visto en ella ese algo especial. De la pasión que ambos sienten por la música dependerá su futuro.

04LOGANHILL1-master675

John Carney ha escrito y dirigido una película preciosa que no habla de la gente que alcanza el éxito en el mundo de la música, sino de los que la aman por encima de todas las cosas, por encima incluso de su propio ser, de su propia dignidad. Está inspirada y dedicada a aquellas personas que conocen su poder transformador, que han sucumbido a su cualidad sanadora. Es un film delicado y tierno, conmovedor y emocionante, que te abraza constantemente y, además, te arranca una carcajada. Siguiendo la estética claramente hipsteriana que tan de moda está, la película evapora un look perfectamente descuidado. Gente real, con diálogos muy cercanos, viviendo situaciones con las que te identificas y todo envuelto por una atmósfera muy acogedora. La dirección de arte es muy acertada y el vestuario de Keira Knightley, absolutamente genial (lo siento, tenía que decirlo). La fotografía es cálida e íntima, algo que invita todavía más al espectador a pasar y quedarse. Tanto la parte visual como la planificación como algunos movimientos de cámara me recordaron a la bellísima Her. Los protagonistas, Knightley y Ruffalo, están increíbles en sus papeles. Ella, dulce, inocente y derrochando frescura y feminidad; él bordando el papel de canalla entrañable que tan bien le sienta. El único PERO llega con la banda sonora que, bajo mi punto de vista, no le hace justicia a la historia. Las canciones son un poco moñas y demasiado similares entre sí, aunque el proyecto musical en el que se embarcan los personajes resulta muy estimulante.

Normalmente en este tipo de películas en las que los protagonistas se enfrentan a situaciones difíciles que deben superar, los finales suelen ser pasteles absolutos. En cambio, Begin again tiene un desenlace sorprendente, un final muy refrescante que reasigna al film un sentido mucho más mágico que el inicial. Y, por supuesto, se impone el amor verdadero: el amor por la música.

beginagain-timessq

Anuncios